banner

Programa Avanzado en Dirección y Liderazgo Escolar

Noticias

Noticias

¿Quiénes son los docentes más obedecidos? Una mirada desde los estudiantes

La presente investigación tiene como propósito develar perfiles de profesores más obedecidos a partir de las características que le reconocen sus estudiantes e identificar si existe una relación de estos perfiles con las características socioculturales de los alumnos consideradas en el estudio.

Se construyen los perfiles docentes en base a las características que los estudiantes seleccionan como las de mayor relevancia en los profesores que ellos reconocen como los más obedecidos, en los instrumentos aplicados en el proyecto FONDECYT Nº 1130863, titulado “Construcción y ejercicio de la autoridad pedagógica en la enseñanza media actual y su contribución a la generación de un ambiente propicio para el aprendizaje” de los profesores Zamora, G., Meza, M. y Cox, P.

Los procesos de influencias que permiten que el profesor y los estudiantes se coordinen en las interacciones pedagógicas dentro del aula y que buscan mejorar los resultados de aprendizaje de los alumnos, tienen como condición necesaria que el estudiante reconozca al docente como una autoridad legítima. Este estudio es un esfuerzo por objetivar las influencias que generan los profesores, mediante la caracterización de perfiles de docentes obedecidos por sus estudiantes. Se devela la preponderancia del perfil de profesor que logra posicionarse como un experto frente a los alumnos, desde la disciplina que enseña y a través de las estrategias pedagógicas que utiliza. Estos profesores lograrían mayoritariamente la escucha, el respeto y la obediencia de sus alumnos. En este sentido, el liderazgo que desarrolla este perfil de docente en la sala de clases, no se queda restringido a un mero dominio de unos sobre otros, sino que emana del reconocimiento de cualidades asociadas al saber experto.

 

Profesor con un perfil de experto

Según el estudio que es llevado a cabo por Alessandra Díaz como parte de su Proyecto de Magíster en Educación UC, mención Dirección y Liderazgo Educacional, al considerar el grupo socioeconómico (GSE) de los estudiantes, destacan los resultados obtenidos en el GSE bajo. En este grupo se observa un mayor reconocimiento de un perfil de profesor percibido como experto por sobre uno que se imponga a través del temor para ser obedecido. Este perfil de docente, posibilitaría que los estudiantes participaran con mayor facilidad de la cultura escolar y haría viable un ingreso a lo que la escuela valora, por sobre otro perfil que busque la obediencia con mecanismos de temor. En este sentido, el profesor al cual se le reconoce obediencia se ha validado frente a los estudiantes desde lo que sabe y cómo lo transmite para ser reconocido como una autoridad por sus alumnos. Por otro lado, en el caso del GSE alto y medio, los alumnos también reconocen mayoritariamente obedecer a un profesor con un perfil de experto. Sin embargo, la proporción de estudiantes que conceden obediencia por motivaciones más tradicionales está en torno al doble de la frecuencia observada en el GSE bajo. En este sentido, la autoridad del profesor en los GSE alto y medio descansaría en mayor medida en la institución escolar y menos en el reconocimiento del docente como un experto, si se le compara con el GSE bajo.

Al analizar los resultados asociados a la variable SIMCE, la mayoría de los estudiantes realzan un perfil de profesor reconocido por el saber que imparte, más allá de los resultados que alcance el establecimiento al cual asisten los alumnos. Pese a lo anterior, a medida que las instituciones obtienen un peor desempeño SIMCE, sus alumnos reconocen en mayor medida perfiles de profesores con características asociadas al saber experto del docente, para dejarse influenciar por él y obedecer sus demandas.

El estudio de la obediencia se configura como un aspecto relevante a indagar, dado las problemáticas que están enfrentando actualmente los docentes para lograr el reconocimiento, escucha y aceptación de sus demandas por parte de los estudiantes. Las motivaciones que llevan a los alumnos a obedecer están cambiando, dado que las formas de reconocimiento de la autoridad cada vez más se alejan de las tradicionales y se levantan nuevas motivaciones para legitimar la autoridad del maestro. Hoy en día la institución escolar sirve de apoyo al profesor, pero es éste quien debe lograr a partir de sus capacidades el reconocimiento y obediencia de sus estudiantes.