banner

Programa Avanzado en Dirección y Liderazgo Escolar

Testimonios

Acompañar para mejorar

Pamela Honores, Magíster en Educación con mención en Dirección y liderazgo Educacional UC

Pamela Honores es Licenciada en Educación por la Academia de Humanismo Cristiano y Magíster en Educación con mención en Dirección y liderazgo Educacional por la UC. Desde 2013 se desempeña como coordinadora académica de Enseñanza Básica en el Colegio Lorenzo Sazié, de la Fundación Belén Educa-Molokai. En el contexto de la realización del magíster, Pamela desarrolló en ese establecimiento el proyecto “Formación liderazgo pedagógico, un camino a la mejora de los aprendizajes”, que resultó ganador del Premio a las Iniciativas de Mejora Escolar, PILE 2015.

Este concurso tiene como objetivo reconocer los mejores proyectos, prácticas e iniciativas en Dirección y Liderazgo Escolar implementados (y que hayan tenido un efecto observable) a lo largo de todo el país por alumnos y exalumnos de los distintos programas de pregrado magíster, diplomas y postgrados de la Facultad de Educación UC.

El proyecto de Pamela Honores tuvo como base el acompañamiento en aula al docente y el asignar un rol de liderazgo pedagógico a los profesores, estableciendo formas de desarrollo profesional propias y pertinentes a su contexto de trabajo. Luego de una evaluación, se realizó un plan de trabajo individual para cada docente, y se hizo un seguimiento del mismo. Luego se realizó un taller en áreas de gestión pedagógica y desarrollo de competencias profesionales, y finalmente se aplicó una encuesta de evaluación y proyecciones.

“El proceso anterior facilitó la apropiación de cambios curriculares y metodologías de trabajo en el aula, teniendo como consecuencia una mejora en los aprendizajes de los estudiantes”, afirma Pamela Honores. “El proceso trajo cambios positivos, los docentes ahora tienen reuniones semanales para analizar el trabajo en su plan personal y las repercusiones en su curso, junto con revisar necesidades específicas de su área. Los profesores han expresado sentirse muy acompañados, con posibilidades para desplegar y descubrir sus capacidades y las de sus estudiantes. Este espacio de conversación semanal ha establecido una resignificación de la profesión docente”, explica.