banner

Programa Avanzado en Dirección y Liderazgo Escolar

Noticias

Noticias

Políticas de Liderazgo Escolar

En el escenario actual de Chile, la Reforma Educacional apunta a construir un sistema escolar inclusivo y de calidad para todos y todas, a través de reglas del juego, condiciones institucionales y re­cursos suficientes para que sean las propias escuelas, liceos y cen­tros quienes lideren el cambio educacional que Chile necesita.

Al respecto, Gonzalo Muñoz S., Jefe División de Educación General del Ministerio de Educación, señala que hemos iniciado este camino con el fortalecimiento de la educación parvularia y con la aprobación de una ley que asegura inclusión, gratuidad y más recursos para todos los niños, niñas y jóvenes. Esta primera etapa será comple­mentada este año con otras dos transformaciones de envergadu­ra para la educación escolar: la implementación de una Política Nacional Docente y la creación de una Nueva Educación Pública.

En este escenario, el rol del liderazgo escolar es clave. Así lo de­muestra la investigación local e internacional, clara en cuanto a que los sistemas educativos más efectivos se caracterizan por impulsar políticas que fortalecen el papel de los directores y directi­vos de escuela. Estas políticas responden al convencimiento, con respaldo empírico, de que el liderazgo escolar ejerce influencia en la mejora de la educación en tres niveles: en la escuela, generando condiciones adecuadas para me­jorar el aprendizaje y la enseñan­za, dando soporte organizacional para que los docentes puedan desempeñarse de mejor manera; a nivel local, estable­ciendo redes entre distintas instituciones y organizaciones de su entorno, contribuyendo al logro de mejores y más equitativos re­sultados; y a nivel del sistema, operando de manera global como agente clave para el éxito de las reformas y políticas que se impul­san desde el Estado.

En este sentido, Gonzalo Muñoz S., señala que si bien nuestro país ha avanza­do con algunas iniciativas especí­ficas en esta área, como la ampliación de atribuciones para los directivos, las mejores remunera­ciones para esta función o la eje­cución de programas de forma­ción específicos para líderes, lo cierto es que tenemos todavía va­rios desafíos pendientes. En este marco, el Ministerio de Educa­ción ha impulsado desde el año 2014 una Política de Fortaleci­miento del Liderazgo Escolar, que persigue tres objetivos centrales: mejorar la definición de atribu­ciones y responsabilidades de los directivos escolares, formar y desarrollar capacidades de liderazgo en los directivos actuales y fu­turos, e implementar procesos de selección rigurosos, atrayendo a ellos los mejores candidatos a la dirección escolar.

Respecto al primer objetivo, el MINEDUC está actualizando el Marco para la Buena Dirección (que ya cumplió 10 años desde su primera publicación), herramien­ta central para orientar el traba­jo de los directivos escolares y sostenedores de establecimien­tos. En cuanto al segundo objeti­vo, seguimos ampliando la cober­tura de los programas de forma­ción de directivos en alianza con distintas universidades, pero tam­bién hemos puesto en marcha a lo largo de todo el país más de 500 “redes de mejoramiento escolar”, instancias de trabajo colaborativo entre directivos que contribui­rán a fortalecer su liderazgo. Fi­nalmente, en el ámbito de la selec­ción, trabajamos en conjunto con el Servicio Civil para apoyar a los municipios que todavía no ejecu­tan sus concursos públicos para que lo hagan en el más corto pla­zo posible. Además, durante este año ambas instituciones pondrán a disposición del sistema un nue­vo banco de perfiles, acorde con la diversidad de realidades escolares, y mejores herramientas para que los sostenedores puedan acordar buenos convenios de desempeño con sus directores.

Para recoger permanentemente la opinión de estos actores, retroalimentar el trabajo del MINEDUC y enriquecer así las distintas políti­cas del sector, desde el 2014 funcio­na en cada una de las regiones de nuestro país un “Consejo de Liderazgo Escolar” compuesto por di­rectores destacados de estableci­mientos públicos, privados sub­vencionados y particulares pagados.

A partir de las acciones que ya se están realizando y las que se pon­drán en marcha en 2015, esperamos incrementar las capacidades de liderazgo que existen en el sistema escolar y, así, contribuir a una me­jora sostenible en la calidad de to­dos los establecimientos subven­cionados por el Estado, especial­mente, en la educación pública.

 

Para leer el artículo publicado en La Tercera, pinche el siguiente link: Políticas de Liderazgo Escolar

"Esta información fue publicada originalmente en el diario La Tercera el día 29 de Marzo de 2015, en el marco del Diplomado en Gestión Directiva de Organizaciones Escolares, VII versión, organizado en conjunto entre la Pontificia Universidad Católica de Chile, la Universidad de Pensilvania y La Tercera".