banner

Programa Avanzado en Dirección y Liderazgo Escolar

Noticias

Noticias

Autoridad y Liderazgo Docente

En su Proyecto de Magíster en Educación Yanara Ibáñez, desarrolla un estado del arte sobre Autoridad y Liderazgo Docente. En su trabajo analiza investigaciones y publicaciones internacionales y locales distinguiendo y profundizando en qué se sabe sobre cómo los profesores ejercen influencia pedagógica. Algunas de las principales distinciones señalan que la autoridad pedagógica es una construcción permanente y un elemento esencial en la escuela, punto clave y avalado por Pace & Hemmings (2007) quienes consideran a la autoridad como un elemento fundamental, afirmando que la autoridad de los profesores no es algo que se pueda suponer, más bien se concede en el transcurso de las interacciones con los estudiantes. En este sentido, la “obediencia aceptada” es el consentimiento a la autoridad de un profesor basada en la suposición que sus acciones son deseables y apropiadas, no sólo en el sistema escolar como normas, valores, creencias y definiciones, sino también en otras esferas. La autoridad pedagógica se concede por parte del educando: primero sobre la base de su confianza y amor, y más tarde sobre la base de la comprensión crítica. En suma, la autoridad del profesor no está completa sin el consentimiento de los estudiantes a la misma (Zamora & Zerón, 2009). En segundo término, el concepto de enseñanza autoritativa, supone entender y respetar la individualidad del estudiante, potenciar la confianza en sus habilidades y conocimientos para guiarlos respetando las decisiones, intereses, opiniones y personalidades. Si bien se ejerce control sobre los estudiantes, se les da la confianza para poder expresarse y tomar parte en el proceso de concepción y aplicación de normas o pautas de comportamiento en el aula.

Finalmente el liderazgo docente, no se sitúa necesariamente en posiciones formales dentro de la escuela, ya que es distribuido a través de interacciones que tienen por objetivo influir en la actividad de la institución (Taylor, 2011). Para ser un profesor líder, se deben ejercer prácticas interpersonales y personales fundamentales para posicionarse como tal, una de ellas es la forma de relacionarse con sus pares.

Para Yanara Ibáñez, Magister en Educación UC, lo que caracteriza a un docente líder radica en la autoridad que ejerce, la cual proviene de un acuerdo voluntario y tácito entre estudiantes-profesor. Por consiguiente, para que un docente se posicione como líder es necesario que su autoridad sea validada y reconocida por los estudiantes, profesores y la comunidad escolar en general.