banner

Programa Avanzado en Dirección y Liderazgo Escolar

Testimonios

Prácticas de liderazgo

Gabriela Lincovil es educadora de párvulos y escolares iniciales de la Universidad de Chile y Magister en Educación, mención dirección y liderazgo educacional, de la Pontificia Universidad Católica de Chile. Actualmente se desempeña como Sub-Directora técnica, de la Fundación Educacional Cristo Joven, ubicada en Peñalolén, RM-Chile.

Con la promulgación de la Ley de Calidad y Equidad en 2011, se puso de manifiesto la importancia de los directores en la mejora de la calidad de la educación en Chile. El Servicio Civil, a través del Sistema de Alta Dirección Pública (ADP), ha buscado profesionalizar los cargos directivos de establecimientos municipales, instaurando un sistema de selección, unido a nuevas responsabilidades, atribuciones e incentivos.

Gabriela Lincovil Curivil realizó su proyecto de magister guiada por el profesor Julio Sagües, y llevó por título "Prácticas de liderazgo: Un recorrido por la experiencia de directores seleccionados por el Sistema de Alta Dirección Pública. La realidad de seis establecimientos municipales”, el cual se basó en el análisis de experiencias recogidas en establecimientos educacionales pertenecientes a la comuna de Puente Alto.

Los hallazgos muestran que todos los directores investigados comparten el Proyecto Educativo Institucional (“orienta los procesos hacia el mejoramiento de los aprendizajes de los estudiantes”) y presentan preocupación por el Convenio de Desempeño, siendo los acompañamientos en el aula uno de los aspectos más destacados junto con el aumento anual de puntaje en el SIMCE.

“Es importante sugerir que el Convenio de Desempeño fortalezca los procesos y no sólo los resultados, permitiéndoles a los directivos desplegar prácticas pertinentes al objetivo y al contexto donde se desempeñan”, son algunas de las conclusiones a las que llega Gabriela, así como también evaluaciones flexibles y oportunas a los directores. “Si bien conocen el contexto, también reconocen que es una labor solitaria que requiere de contención y de colaboración por parte de otros actores. La falta de acompañamiento a la labor de los directivos se traduce en pocas posibilidades de mejorar la gestión”, concluye.

 

 

 

Más información en www.liderazgoescolar.uc.cl y en Twitter @PADLE_UC