banner

Programa Avanzado en Dirección y Liderazgo Escolar

Noticias

Noticias

Influencia de directivos escolares en las decisiones de retención de profesores

En el siguiente artículo, escrito por Pam Grossmann, decana de Graduate School of Education - University of Pennsylvania, y expositora de las próximas Jornadas de Dirección y Liderazgo Escolar UC, se explora la relación entre los factores contextuales de la escuela y la retención de profesores en la ciudad de Nueva York. Lo que los autores encontraron es que la percepción de los profesores sobre la dirección de la escuela es el aspecto que más importancia tiene en decisiones sobre mantenerse en la escuela. Este efecto de la dirección es consistente tanto para los profesores en su primer año de ejercicio como para el resto de ellos.

En general, el desgaste de los profesores puede no ser sustantivamente mayor que el desgaste en otras profesiones (Henke, Zahn &Carroll, 2011). Sin embargo, el desgaste en algunas escuelas es muy alto –suficientemente alto como para afectar la cohesión instruccional y a los estudiantes desaventajados. La investigación previa ha mostrado claramente que las escuelas con alta rotación de profesores, en general son las que reciben estudiantes con bajo desempeño y bajos recursos, es decir justo los que más necesitan una experiencia de escuela consistente y que les entregue el apoyo que necesitan (Boyd et al. 2005; Carroll et al., 2000; Hanushek et al., 2004; Scafidi et al., 2005). Aunque la investigación previa logró identificar este problema, poco se ha hecho para clarificar por qué existe más rotación en esas escuelas y para identificar vías fructíferas para el cambio.

Existen indicios de que las condiciones de trabajo, independiente de aquellas que son resultado directo de la composición de los estudiantes, afectan las decisiones en la carrera de los profesores. La literatura ha mostrado datos que relacionan los auto-reportes de los profesores sobre sus condiciones de trabajo en la escuela con mediciones sobre su satisfacción y sus planes para el futuro. Esta aproximación potencialmente podría tener un sesgo: los profesores menos satisfechos podrían representar erróneamente sus condiciones de trabajo y su satisfacción reflejaría solo el reporte sesgado y no las condiciones “verdaderas”.

 

La importancia de la dirección y del liderazgo escolar

El estudio utilizó los reportes de las condiciones de trabajo del primer año de los profesores para evaluar el efecto de las condiciones de trabajo en las “conductas de rotación” de otros profesores en la escuela. Dado que los profesores que mostraron su reporte y los profesores con los quienes se modeló la rotación no fueron los mismos, se redujo problema del sesgo del auto-reporte. Además, se triangularon los resultados con los propios reportes de profesores, recolectados en una encuesta de seguimiento sobre por qué abandonaron o consideraron abandonar su trabajo. Adicionalmente, se realizaron múltiples mediciones sobre el contexto escolar, incluyendo la influencia de los profesores, la efectividad de la dirección, las relaciones entre el personal de la organización, la conducta de los estudiantes, las facilidades y la seguridad. Sin embargo, los resultados de ambos análisis apuntan a la importancia de las condiciones de trabajo, particularmente al apoyo de los directivos, en la retención de los profesores. Asimismo, y tal como muestra la figura, el aspecto que más influenció la decisión de dejar su trabajo, o de considerar dejarlo, fue la poca satisfacción con el apoyo directivo.

La importancia de la dirección y del liderazgo escolar no es sorprendente. Una revisión sustancial de la literatura entrega evidencia que dice que los líderes escolares realmente importan para los profesores y estudiantes. Mientras un pequeño cuerpo de investigación relaciona directamente a los directores con el logro escolar (Branch, Hanushek &Rivkin, 2009; Hallinger & Heck, 1996), una cantidad mucho más grande documenta los efectos de los directores a través de la motivación de los profesores y estudiantes, identificando y articulando visión y objetivos, desarrollando altas expectativas sobre el desempeño, fomentando la comunicación, distribuyendo recursos y desarrollando estructuras organizacionales que apoyen la instrucción y el aprendizaje (Knapp, Copland, Plecki, & Portin, 2006; Lee, Bryk, & Smith, 1993; Leithwood et al., 2004). Los directores también influyen en la calidad de las escuelas a través del reclutamiento, desarrollo y retención de los profesores (Harris, Rutledge, Ingle &Thompson, 2010).

Tampoco es sorprendente que las condiciones de trabajo expliquen al menos en parte el desgaste de los profesores que trabajan con estudiantes afroamericanos, de bajo desempeño y bajos recursos. En primer lugar, los líderes escolares están sujetos a las mismas dinámicas de mercado que los profesores. Loeb, Kalodrides y Horng (en prensa), encontraron, por ejemplo, que los directores expresan su preferencia por las escuelas que poseen estudiantes con más alto desempeño y que concentran menos familias en situación de pobreza, y que tal como hacen los profesores, se mueven hacia estas escuelas más “deseables” cuanto tienen la oportunidad. Además, el trabajo de los directores suele ser más complejo en estas escuelas con mayor rotación y más presión en la rendición de cuentas.

La importancia de las condiciones de trabajo, independiente de las características de los de estudiantes, son una buena noticia desde una perspectiva de las políticas, dado que es trabajo de las escuelas servir a todos los estudiantes, pero otras condiciones podrían ser flexibles al cambio. Este estudio sugiere que las políticas destinadas a mejorar el liderazgo y la dirección de la escuela pueden ser efectivas al reducir la rotación de profesores. Cómo mejorar el liderazgo escolar es una pregunta más difícil. Las reformas actuales que apuntan a reclutar potenciales líderes les entregan experiencias de formación y apoyo una vez que están en el trabajo. Mejorar el apoyo de los directores –particularmente en escuelas de alta rotación- puede requerir líderes más efectivos, además de incentivos (no necesariamente monetarios), de modo que las posiciones de trabajo en esas escuelas parezcan más atractivas.

Este estudio es claramente solo un paso en la comprensión del rol de la dirección y del contexto escolar, y en las decisiones de carrera de los profesores. Es imperfecto en muchas maneras: en particular, mientras que muestran evidencia para decir que la dirección de la escuela es un factor importante en las decisiones para retener a los profesores, nuestros datos no entregan suficiente riqueza sobre el rol de la dirección para determinar cómo o por qué el apoyo administrativo afecta a los profesores, y tampoco los datos nos permiten identificar niveles claros para las reformas a nivel de políticas. Por ejemplo, uno de los ítemes de la encuesta aplicada pedía a los profesores evaluar la afirmación “la conducta de los directivos de la escuela hacia el staff entrega apoyo y es alentadora”. Es posible que ellos consideren a los directivos que “entregan apoyo y son alentadores” como aquellos que responden prontamente a las peticiones sobre materiales para la sala de clases o a aquellos que abordan efectivamente los problemas de disciplina de los estudiantes. Adicionalmente, lo que los profesores consideren como una conducta “que entrega apoyo y es alentadora” puede variar enormemente: para un profesor puede ser que le den autonomía y confianza, mientras para otro puede significar ser visitado frecuentemente en la sala de clase y que le entreguen feedback sobre su enseñanza.

Se necesitan estudios de seguimiento para investigar por qué el apoyo directivo es importante y qué es en particular lo que la dirección hace o deja de hacer que influencia a un profesor a mantenerse en la escuela o a abandonarla. Además, es necesario investigar otros factores contextuales de la escuela que no se incluyeron en esta investigación y que son importantes para los profesores, tales como las oportunidades de colaboración, el desarrollo profesional, la autonomía, las características del entorno en que se sitúa la escuela, etc. En adición, este estudio no abordó la relación entre la retención de profesores y su calidad. Se necesitarán futuras investigaciones que permitan profundizar en este vínculo, de manera de contribuir a un mayor entendimiento de los factores que influencien las decisiones en la carrera profesional de los profesores.

*Texto traducido y adaptado por Claudia Llorente desde:

Boyd, D., Grossman, P., Ing, M., Lankford, H., Loeb, S., Wyckoff, J. (2011). American Educational Research Journal April, 48(2), 303–333.