banner

Programa Avanzado en Dirección y Liderazgo Escolar

Noticias

Noticias

Cambios en institucionalidad y rol de directores escolares

En el siguiente artículo, el académico Paulo Volante, director del Programa de Magister en Educación UC y académico de la Facultad, señala que si tuviéramos que sintetizar en qué consisten las aspiraciones de una buena educación en Chile y el mundo, los conceptos de calidad y equidad siguen vigentes desde las reformas educativas de los noventa. De hecho, en Chile ambos términos han inspirado las discusiones sobre políticas, programas, evaluaciones y más recientemente, el proyecto de ley de creación de la nueva institucionalidad para la educación pública.

En este proyecto, de noviembre de 2015, se proponen cambios en estructuras y en responsabilidades que afectarán el rol de los directores y directoras escolares, pero sobre todo se definen énfasis de gestión que tendrán efectos en los esfuerzos nacionales hacia la calidad y equidad educativas.

Por ejemplo, se afirma que se busca “un sistema educacional de calidad e inclusivo, donde el Estado se hace garante efectivo del derecho a la educación, y en donde la sociedad se asegura que el foco de todo establecimiento educacional, sea privado o público, es el deseo de educar y la mejora permanente de los procesos educativos”. Es interesante notar que los énfasis del texto aluden a aspiraciones y expectativas más que a metas o prioridades, como sería de esperar en la lógica de la gestión o en programas sociales.

En la nueva estructura se propone el cargo de Director Ejecutivo para Servicios Locales de Educación, que agrupará establecimientos en un orden de magnitud de cuatro o cinco comunas (con unos 50 a 80 establecimientos). Estos directores de servicio “delegarán en los directores de establecimientos las atribuciones que faciliten la gestión educacional y el cumplimiento de los objetivos y metas relacionados con sus proyectos educativos institucionales y sus planes de mejoramiento educativo”.

En este contexto, el rol principal de los directores(as) escolares es “dirigir y liderar proyectos educativos”, pero por ahora en esta función no se especifican prioridades ni aspectos clave de los proyectos a liderar.

Otra condición institucional que afectará el rol de los directores(as) de educación pública, son las instancias y organismos a quienes deberán rendir cuenta. En el proyecto se propone que al menos deberán reportar al Director Ejecutivo, así como también al consejo escolar de la zona y, además, a la propia comunidad educativa del establecimiento. Es decir, adicionalmente a los sistemas de aseguramiento de calidad y supervisión como la Agencia de Calidad y la Superintendencia de Educación, se proponen instancias de control a través de representantes de intereses locales y sociales del entorno.

En síntesis, el rol de los directores(as) de las escuelas y liceos del proyecto de educación pública supone una mayor exposición y, a la vez, una mayor exigencia de responsabilidad.

Sin embargo, aún no está claro cuán potentes serán las atribuciones y herramientas de gestión que tendrán estos directores(as), de quienes el nuevo sistema esperará al mismo tiempo la implementación de cambios institucionales y resultados de calidad y equidad.

"Esta información fue publicada originalmente en el diario La Tercera el día 19 de enero de 2016, en la sección e Ideas y Debates".

Puede acceder al artículo en el siguiente enlace: Cambios en institucionalidad y rol de directores escolares