banner

Programa Avanzado en Dirección y Liderazgo Escolar

Noticias

Noticias

Creando tiempo para el aprendizaje profesional

El tema que se presenta a continuación surge de la investigación realizada por el Center on International Education Benchmarking perteneciente al National Center on Education and the Economy (NCEE). El Center on International Education Benchmarking es un programa que conduce investigación en los sistemas educacionales más exitosos del mundo, con el fin de identificar las estrategias que han utilizado para alcanzar sus altos niveles de desempeño. El tema a continuación se enmarca en la investigación publicada en enero de 2016 por Ben Jensen, Julie Sonnemann, Katie Roberts-Hull y Amélie Hunter, centrada en el aprendizaje profesional de profesores. Para ello, se tomaron los ejemplos de cuatros sistemas destacados en esta materia: Shanghai (China), Hong Kong, Singapur y el estado de Columbia Británica (Canadá).

En nuestro contexto, políticas y prácticas de desarrollo profesional de profesores relevan el rol de directivos, mentores y líderes pedagógicos del sistema escolar. En la investigación que comentamos aquí, se enfatizan tres estrategias e iniciativas clave: desarrollar líderes de aprendizaje profesional, establecer evaluación y sistemas de accountability que mejoren este aprendizaje profesional y el crear tiempo suficiente. En esta ocasión se abordará esta última estrategia.

Un problema recurrente que impide el aprendizaje profesional efectivo en la mayoría de los sistemas escolares es la falta de tiempo. Mientras los profesores de los sistemas de alto desempeño no necesariamente tienen mucho tiempo específicamente dedicado al aprendizaje profesional en comparación con otros sistemas, lo que sí sucede es que tienen menos horas de enseñanza cada semana, y comparativamente, más tiempo para utilizar en la mejora de su propia enseñanza y aprendizaje.

En el pasado, los intentos por tener más tiempo específicamente destinado al aprendizaje profesional no lograron mejorar los resultados de los estudiantes. En parte, la explicación es que el aprendizaje profesional solo es efectivo cuando se convierte en parte del trabajo diario en las escuelas. Separar el aprendizaje profesional de las rutinas de enseñanza es contraproducente y limita los beneficios tanto para los profesores como para los estudiantes. Lo que se necesita es más tiempo para las prácticas de aprendizaje profesional efectivo, pero que esté incorporado en la vida cotidiana de la escuela.

La tabla a continuación compara el número de horas que los profesores utilizan en enseñar cada semana. Las “horas de enseñanza” se refieren al tiempo dentro de la clase, y no incluye la planificación o las correcciones. Los sistemas de alto desempeño dominan la parte baja de la tabla, con profesores que pasan entre 10 y 17 horas dentro de la sala de clases por semana. Por otro lado, es interesante el caso de Columbia Británica. En este estado, los profesores pasan hasta 23 horas semanales en la sala de clase, y aún así están en uno de los sistemas de desarrollo profesional de más alto desempeño en el mundo. Existen dos explicaciones: por un lado, el tiempo para el aprendizaje profesional está “incrustado” en el trabajo diario, y por otro, los profesores tienen tiempo a lo largo de la semana escolar para mejorar su enseñanza

 

¿Cuán importantes es tener objetivos de tiempo para el aprendizaje profesional?

Los sistemas de alto desempeño establecen primariamente objetivos de tiempo al instaurar el aprendizaje profesional de los profesores. Sin embargo, una vez que el cambio cultural ha ocurrido y el aprendizaje profesional de calidad se ha integrado en el sistema, los objetivos de tiempo tienen una utilidad cada vez menor.

En Singapur, fue necesario alentar a los profesores a considerar el aprendizaje profesional como un privilegio que ellos deseaban obtener, mas que como un requisito que debían completar. Este respeto solo podía ser obtenido si la calidad del aprendizaje profesional efectivamente lo merecía. Tal como observó un profesor de escuela secundaria en Singapur:

“El aprendizaje profesional ha recorrido un largo camino en Singapur. Al comienzo, la introducción de las 100 horas de aprendizaje profesional (cada año), parecía ser un montón. Al pasar el tiempo se volvió muy fácil. Al comenzar el año planificamos cómo desarrollaremos y utilizaremos ese tiempo. Consideramos un privilegio tener esa posibilidad”.

El Comité Consultor en Educación y Certificación de Profesores de Hong Kong, puso un énfasis similar en que su objetivo de 150 horas era una directriz amplia: lo que importa es la calidad, no la cantidad. Tal como se declaró en un documento oficial del año 2006:

“Tal objetivo no es ningún tipo de requisito rígido, y es importante que tanto los profesores como los líderes escolares comprendan que la profesionalización de los profesores solo puede mejorarse a través de educación continua de calidad, y no solo a través del cumplimiento de un determinado número de horas”.

Ajustarse al número de horas no es en sí mismo una estrategia efectiva para aprovechar al máximo el aprendizaje profesional. Más bien, lo que hará la diferencia en los logros de los estudiantes es la calidad del aprendizaje profesional, y su alineamiento a las estructuras dentro de las escuelas y entre ellas, para asegurar que los profesores tengan el tiempo para obtener la mayor cantidad de oportunidades de aprendizaje profesional.

 

 

Traducido y editado por Paulo Volante y Claudia Llorente Programa Avanzado en Dirección y Liderazgo Escolar UC.