banner

Programa Avanzado en Dirección y Liderazgo Escolar

Noticias

Noticias

Liderazgo integrado para la mejora continua en organizaciones educativas

Numerosas publicaciones y autores han discutido la aparente dicotomía entre el estilo de liderazgo que pone énfasis en procesos instruccionales versus aquel que se enfoca en los aspectos relacionales. Existe un importante cuerpo de literatura internacional, como también contamos con evidencia local sobre la necesidad de integrar más que separar los modelos de liderazgo transformacional e instruccional a la hora de implementar prácticas de mejora escolar. En esta línea la propuesta del Programa Avanzado en Dirección y Liderazgo Escolar UC, es comunicar y proveer evidencia para una visión integradora entre estas dos herramientas, ya que sabemos que cuando los directores y directoras ejercen un prácticas de influencia instruccional ayudan a focalizar, y cuando entregan apoyo transformacional dinamizan a los equipos de trabajos (Volante & Müller, 2009).

Coincidiendo con esta propuesta, presentamos los resultados de la investigación conjunta de dos organizaciones norteamericanas: National Policy Board for Education Administration (NPBEA) y Council of Chief State School Officers (CCSSO). Ambas trabajaron por actualizar su tradicional set de estándares, existente desde el año 1998 (actualizado previamente el 2008), logrando un nuevo dando documento de síntesis titulado Professional Standars for Educational Leaders, del año 2015. En este reporte se integran por primera en un documento de política pública las dimensiones del liderazgo instruccional y transformacional, a propósito de los procesos de mejora continua y de desarrollo estratégico en los establecimiento escolares.

Una de las principales novedades que presenta la actualización de los estándares tiene que ver con la ampliación del foco: si bien se reconoce y mantiene la importancia del aprendizaje de los estudiantes, y se remarca la necesidad de un buen curriculum y de profesores capaces, también se explicita –por primera vez- la importancia de los vínculos y el cultivo de la relaciones humanas al interior de la organización educacional. Es decir, los estudiantes no solo necesitan del rigor académico, sino también del apoyo y cuidado, enfatizando sus fortalezas y oportunidades. Lo mismo se aplica para el resto de la organización: es necesario dotar a las relaciones de un carácter de cuidado, empoderando a cada uno en sus propias capacidades y promoviendo un clima positivo.

Distintos investigadores internacionales sirvieron como fuente e inspiración para realizar estas modificaciones en los estándares de liderazgo. Cuyo cambio principal es intencionar el rol de liderazgo en los logros de los estudiantes, y más aún, en su éxito futuro y bienestar. Tal como se afirma en el documento, los líderes necesitan integrar la orientación a resultados y éxito académico, con la orientación al bienestar y a la satisfacción de los participantes. Y así podrán contribuir al éxito en los cambiantes tiempos actuales.

A partir de los estándares re-editados en 2015, se resumen las características que se esperaría encontrar en un líder que ejerce influencia escolar efectiva. Enfatizando una fuerte orientación al crecimiento personal, tanto de los estudiantes como de los profesionales y de la organización en general; la colaboración, el interés por la innovación, la capacidad analítica de los datos de la escuela, el actuar ético, la perseverancia y la capacidad de reflexión. Todo esto acompañado también de un fuerte sentido de la equidad, asegurando que todos sus estudiantes por igual tengan acceso a una educación de excelencia y con los recursos que necesitan.

El contexto en el que se espera que el liderazgo transformacional tenga un especial aporte, tal como se ha descubierto en trabajos locales e investigaciones globales, es fundamentalmente en los procesos de mejora continua. Algunos elementos de este proceso tienen que ver con un estudio profundo de la propia organización, con el desarrollo de iniciativas de cambio, y con un fuerte proceso de empoderamiento de los equipos, que facilitará la puesta en práctica de las ideas en acciones, y la capacidad para evaluar los cambios producidos y obtener información que provea evidencia sobre los efectos de las prácticas.

Concretamente, en el contexto nacional las prácticas de liderazgo transformacional para el mejoramiento continuo se relacionan con las actividades que los directivos realizan a diario para incentivar, estimular e inspirar el cambio. Por esta razón, y preguntándose cómo concretamente los directores y directivos impulsan el cambio y ejercen una influencia transformacional, el Programa Avanzado en Dirección y Liderazgo Escolar UC trabaja en incorporar estas herramientas específicas, de manera que sea posible incorporarlos al proyecto FONDEF IDea “Implementación de un plataforma de evaluación de competencias directivas basado en métodos de análisis de desempeño predictivo” (Para participar ingrese a http://bit.ly/1U6Kz4y), que dirige el Profesor Paulo Volante y busca medir las capacidades en directivos escolares y aspirantes a este importante rol.

Artículo editado y adaptado por Paulo Volante y Claudia Llorente, en referencia a:

National Policy Board for Educational Administration (2015). Professional Standards for Educational Leaders, 2015.