banner

Programa Avanzado en Dirección y Liderazgo Escolar

Testimonios

Implementando Comunidades de Aprendizaje en la Araucanía

Claudia Medina es Licenciada en Educación y Profesora de estado en Historia, Geografía y Educación Cívica de Universidad de la Frontera y cursó el Diplomado en Dirección y Liderazgo Escolar UC. Actualmente realiza estudios de Magister en la Universidad de Los Andes y se desempeña como profesional del área Técnico Pedagógica en el Complejo Educacional Padre Nicolás de Vilcún, perteneciente a la entidad sostenedora Fundación Magisterio de la Araucanía, ubicado en la IX región.

Como parte del Diplomado en Dirección y Liderazgo Escolar UC, Claudia Medina desarrolló su proyecto final abordando la temática de las Comunidades de Aprendizaje y su contribución a los equipos docentes dentro de cada establecimiento educativo, destacando que en la actualidad es urgente desarrollar diálogos de forma sistemática y permanente con los equipos docentes al interior de las comunidades educativas, especialmente orientados a reflexionar acerca de las prácticas pedagógicas, ya que muchas veces se participa de procesos de capacitación pero los aprendizajes no logran llegar al trabajo cotidiano de aula, por ello es fundamental estimular el trabajo en equipo y colaborativo a nivel de profesores para contribuir a un mayor desarrollo profesional y además contar con espacios de encuentro formal que permiten estar permanentemente revisando los temas críticos o dificultades que impiden mejorar los aprendizajes de todos los estudiantes. Es por ello que para implementar comunidades de aprendizaje se requiere contar con el apoyo de sostenedores y directivos del establecimiento educativo, ya que implica asignar recursos para cancelar horas que permitan fijar espacios de tiempo para el trabajo de los integrantes de cada departamento y además contemplar la figura de un profesor que pueda liderar y motivar permanentemente el trabajo del equipo. (Jefe o coordinador de departamento).

La factibilidad de implementación es viable mediante el uso de recursos provenientes de la Ley SEP, pero además requiere de formar a personas para lograr desarrollar las competencias necesarias que se necesitan para la implementación de esta forma de trabajo.

Claudia señala que su principal motivación por realizar su proyecto final del Diplomado abordando las Comunidades de Aprendizaje, es poder aportar con procesos educativos de calidad señalando que para ello evaluó en su diagnóstico institucional, durante el año 2014, proyectar en el Plan de Mejoramiento Educativo 2015 una acción centrada en instalar procesos de mejora a partir de un trabajo más reflexivo y coordinado entre equipo docente, por tal motivo se distribuyeron horas, pero faltaba más elementos para lograr movilizar de manera alineada a la comunidad docente, de esta manera surge la necesidad de perfeccionamiento de la Jefatura Técnico Pedagógica, en temas vinculados al liderazgo escolar.

Respecto a las prácticas de Comunidades de Aprendizaje que se han implementado en su establecimiento educativo, Claudia destaca el trabajo a nivel de departamentos donde se reúnen semanalmente, a discutir y analizar temas pedagógicos, a elaborar de manera conjunta material de enseñanza, a elaborar proyectos interdisciplinarios y a partir de este segundo semestre el foco estará en la implementación de procesos de acompañamiento al aula con docentes que pertenecen a la misma disciplina, para después contar con los insumos que permitan realizar retroalimentaciones efectivas y determinar las necesidades de perfeccionamiento.

En esta línea agrega que instalar estos procesos no es una tarea fácil, ya que requiere de bastante apertura profesional y desarrollar instancias de diálogo, escucha y juicios fundados para interactuar al interior de las comunidades, para ello hay que estar en sintonía en temas de liderazgo escolar.

Para llevar a cabo y liderar la iniciativa de comunidades de aprendizaje, Claudia señala que la experiencia de haber participado en el programa Diplomado en Dirección y Liderazgo Escolar UC le permitió desarrollar los fundamentos teóricos y prácticos para entender e impulsar iniciativas de mejora escolar, a partir del reconocer estilos de liderazgo e identificar las fortalezas y debilidades que podemos tener los equipos directivos y técnicos pedagógicos para lograr un mayor impacto o ejercer una mayor influencia en la motivación para dirigir personas, en este sentido destaca que especialmente cuando es urgente modificar prácticas que permitan al interior de los establecimientos enfocar con mayor claridad los esfuerzos para lograr que todos los estudiantes que forman parte de una comunidad educativa puedan aprender con calidad.