banner

Programa Avanzado en Dirección y Liderazgo Escolar

Noticias

Noticias

Profesores liderando a profesores

El siguiente artículo, fue escrito por Ricardo Sepúlveda, profesor de inglés y estudiante del Programa de Doctorado de la Facultad de Educación UC, y señala que la literatura especializada ha destacado la relevancia de contar con líderes docentes, representando un valor estratégico para cada escuela, sus estudiantes y la comunidad a la que sirven (Rhodes, Brundrett, & Nevill, 2008). Cada vez más profesores realizan labores adicionales a sus tareas tradicionales dentro de la sala de clases, desempeñando una diversidad de roles y responsabilidades (Danielson, 2006; Webb, 2005). Este cambio en las funciones, ha favorecido la creación tanto de nuevos cargos de carácter intermedio, como también de manera informal, realizando tareas de gestión y específicas del currículo, prácticas distintivas de liderazgo distribuido.

Los estudios sobre liderazgo educativo que abordan la influencia de profesores sobre otros docentes no son muy prolíferos (Bennett, Woods, Wise, & Newton, 2007; Blandford, 2006), no obstante, se sabe que estos líderes cumplen un papel vital en asegurar el desarrollo, implementación y evaluación del currículo. Gran parte de este trabajo se vincula a gestionar y liderar los procesos de enseñanza y aprendizaje que operan a nivel intermedio en las escuelas. Los docentes pueden llevar a cabo una serie de funciones y tareas en paralelo a sus labores dentro de la sala de clases, tales como profesor jefe, jefe de departamento, coordinación de programas de mejoramiento y ciclos de enseñanza, como también realizando mentorías hacia otros profesores. En efecto, quienes ejercen liderazgo docente frente a sus compañeros de trabajo, pueden ofrecer apoyo relevante a través de consejos instruccionales. Pueden también desarrollar un rol importante en la motivación del crecimiento profesional de sus colegas, actuando en su defensa y asegurando una mejor toma de decisiones.

Inicialmente, se caracterizó a estos profesores como aquellos que forman parte de un nivel de la organización escolar, entre un equipo de nivel superior y aquellos que enfrentan el pizarrón, sustentado en la literatura de administración empresarial bajo modelos y estilos clásicos de dirección como el autoritario, democrático y laissez-faire (Fleming, 2000). Posteriormente, el estudio del fenómeno de liderar profesores frente a sus pares se ha constituído como objeto de la investigación educativa, bajo la denominación de liderazgo intermedio (Middle Leadership) que siendo efectivo y eficiente se convierte en piedra fundamental para el mejoramiento escolar. De esta manera, se destaca a estos profesores como actores esenciales para traducir principios en experiencias concretas de cada alumno (Blandford, 2006).

En una reciente revisión bibliográfica de estudios cualitativos publicados entre los años 1999 y 2015, provenientes de países anglo parlantes, se destaca la figura de estos docentes frente a otros profesores y particularmente las funciones que cumplen en las escuelas. De esta forma, los estudios se centran en las tareas, actividades y responsabilidades que ejercen los profesores que asumen una posición directiva formal entre profesores de aula y el director. Si bien gran parte de ellos hace mención a algún tipo de etiqueta para referirse al liderazgo de estos docentes, existe aún ambigüedad sobre una nomenclatura consensuada para designar la influencia que ejercen estos profesores. En efecto, algunos de los términos claves usados para líderes intermedios se vinculan a la asignatura, departamentos y roles en las escuelas que generalmente son tratados sin mayor diferencia entre los múltiples contextos escolares (Glover & Miller, 1999; Kirkham, 2005; Rhodes & Brundrett, 2006). Por otra parte, se utiliza la etiqueta “líderes intermedios”, cuando el docente asume un cargo formal y de liderazgo. En Chile, si bien el término “lideres intermedios” corresponde a la traducción del inglés “middle leaders”, es un concepto no muy conocido en los estudios de liderazgo y prácticamente no explorado, siendo utilizado recientemente por el MINEDUC para referirse a los sostenedores. En general, se advierte la transición de la terminología desde “profesores a cargo”, “cabezas o jefes de departamento”, “cabezas de equipo” hacia el uso del término “lideres intermedios” como denominación genérica.

De acuerdo a los estudios analizados, existe consenso que estos docentes se distinguen por constituirse en la fuerza que mueve una escuela, siendo 4 aspectos claves en su caracterización: mejoramiento de la calidad de los procesos de aprendizaje, movilización hacia el cambio, la relevancia de su experticia y el factor colegiado.

En efecto, se reconoce a esta influencia en los centros escolares, asociado a promover, facilitar y monitorear el trabajo del equipo de profesores. De esta manera, se establece que involucra un cambio de rol en los profesores, distinto sólo a desempeñarse en el aula y orientados a la mejora continua de los aprendizajes escolares. Para este desafío se requiere liderar, planificar y evaluar el trabajo de otros docentes, lo que muchas veces significa mayor presión y organización en las labores que son responsables. Estos docentes se destacan por su experticia, fuente de influencia, lo que les confiere autoridad para hacer que otros realicen sus labores, actuando como puentes entre la dirección y otros profesores. De esta manera, la expertise representa un papel importante, exigiendo disponer de conocimiento y capacidad para representar la interrelación de estructura y agencia. Ser reconocido como experto cobra particular relevancia dada la injerencia como modelo y ejemplo frente a sus pares, crucial para las labores de coaching, siendo referente en la excelencia como profesor de aula y conocimiento específico en una asignatura. Los estudios analizados también distinguen como clave la colegialidad en la toma de decisiones, asociado también a la efectividad y mejoramiento de las escuelas. De esta forma, actúan bajo propósitos y de manera productiva y profesional con sus colegas, constituyéndose más que un fenómeno individual, un asunto social y cultural.

Los estudios recientes destacan el carácter exploratorio de un fenómeno que requiere mayor atención, dada la importancia de la influencia que ejercen estos profesores hacia el cambio y mejora en las escuelas. En primer lugar, gran parte de las referencias en la literatura provienen desde la comunidad académica angloparlante lo que exige precisión en la nomenclatura a utilizar para referirse a estos líderes en español. Esta tarea resulta aún más desafiante por el carácter dual pedagógico-administrativo que desempeñan estos actores, ambigüedad también presente en la literatura internacional. En segundo lugar, se sugiere la tendencia en estos líderes docentes en compartir el liderazgo entre sus pares hacia el cambio y mejora de los desempeños escolares, requiriendo evidencia específica sobre los efectos que alcanzan sus transformaciones para conseguir la mejora escolar en los distintos contextos educativos. En tercer lugar, un aspecto clave para la caracterización de aquellos profesores que lideran otros docentes, es la importancia que adquiere el conocimiento experto, lo que se traduce en un elemento fundamental para la credibilidad de los pares a través de la enseñanza y sus buenos resultados. Este aspecto resulta relevante para profundizar sobre la identificación y retención del talento docente en las escuelas de tal manera que sea posible contar con profesores adecuados para desempeñar roles de liderazgo en posiciones directivas intermedias. En cuarto lugar, se ha destacado que quienes están a cargo de otros docentes promocionan relaciones de colaboración frente a asuntos de enseñanza como de aprendizaje, sugiere la promoción de relaciones de confianza, así fomentar la colegialidad. En este escenario, existe la necesidad de tomar en cuenta las estructuras organizativas que permitan la interacción docente y espacios necesarios que favorezcan labores de distribución de tareas. Especialmente complejo cuando existe la tradición de una cultura docente individual, un ethos igualitario y valoración exclusiva del tiempo destinado sólo para labores de aula.

Finalmente, existe el desafío para aquellos profesores que lideran a otros docentes, el desarrollo específico de competencias interpersonales, en particular aquellas vinculadas con la generación de confianza y aquellas que permiten apertura frente a la promoción de iniciativas entre pares y trabajo colaborativo. Esta premisa resulta especialmente significativa cuando se considera liderar nuevas tareas, lo que no ocurre de manera mecánica, sino que requieren de la influencia sobre los pares docentes para alcanzar las metas propuestas. Autoridad que en este contexto proviene de prácticas vinculadas no sólo a la experticia, sino además de aquellas que favorecen la participación, compromiso e iniciativa bajo un ambiente de confianza.

 

REFERENCIAS

Bennett, N., Woods, P., Wise, C., & Newton, W. (2007). Understandings of middle leadership in secondary schools: A review of empirical research. School Leadership and Management, 27(5), 453-470. doi:10.1080/13632430701606137

Blandford, S. (2006). Middle Leadership in Schools. Harmonising Leadership and Learning. Reino Unido: Pearson Education Limited.

Danielson, C. (2006). Teacher Leadership that strengthens Professional Practice. Alexandria, USA.

Fleming, P. (2000). The Art of Middle Management in Secondary Schools. A Guide to Effective Subject and Team Leadership. Londres, Reino Unido: David Fulton Publishers.

Glover, D., & Miller, D. (1999). The working day of the subject leader and the impact of interruptions on teaching and learning in secondary schools. Educational Research, 41(3), 341-349.

Kirkham, G. (2005). Leading and achieving a learning school through developing middle leaders. European Journal of Teacher Education, 28(2), 151-163. doi:10.1080/02619760500093180

Rhodes, C., & Brundrett, M. (2006). The identification, development, succession and retention of leadership talent in contextually different primary schools: A case study located within the English West Midlands. School Leadership and Management, 26(3), 269-287. doi:10.1080/13632430600737124

Rhodes, C., Brundrett, M., & Nevill, A. (2008). Leadership talent identification and development: Perceptions of heads, middle leaders and classroom teachers in 70 contextually different primary and secondary schools in England. Educational Management Administration and Leadership, 36(3), 311-335. doi:10.1177/1741143208090592

Webb, R. (2005). Leading Teaching and Learning in the Primary School: From Educative Leadership to Pedagogical Leadership. Educational management Administration Leadership, 33(69).