banner

Programa Avanzado en Dirección y Liderazgo Escolar

Testimonios

Liderando un establecimiento educativo que atiende una población vulnerable

Claudia Quintanilla Castro se desempeña como Directora de Directora del Liceo Elvira Sánchez de Garcés, ubicado en San Francisco de Mostazal, VI Región, Chile, y actualmente cursa el Diplomado en Liderazgo Educacional Presencial UC.

Respecto a su formación en el Diplomado, Claudia señala que el principal aporte es profundizar en el conocimiento de la gestión de organizaciones escolares, para utilizar un lenguaje y estructura conceptual que permita una gestión basada en el desarrollo e implementación de proyectos educativos con foco en lo pedagógico, con estrategias que permitan la interacción con diversos profesionales y agentes educativos. El diplomado que entrega herramientas para desarrollar capacidades en toma de decisiones, herramientas para el diseño de intervención, para el mejoramiento y desarrollo de organizaciones educativas. También considerar el desarrollo de competencias interpersonales y manejo de conflictos educativos, así como prácticas de coaching pedagógico y liderazgo gerencial lo convierten en un programa muy holístico de todas las áreas en las cuales debe prepararse un líder que tiene las responsabilidad de dirigir una organización escolar, para convertirse en un líder empático, eficiente y efectivo.

Respecto a los factores clave para el liderazgo, de acuerdo a su experiencia profesional, Claudia señala que liderar un establecimiento que atiende a población vulnerable, debe significar creer en las capacidades de los estudiantes y que todos los talentos están distribuidos en todas las escuelas “sin distinción“ , sean éstas vulnerables o no , por lo tanto , tener altas expectativas en ellos, por lo tanto, la calidad de los aprendizajes debe ser el foco, es decir, liderar para que los estudiantes del establecimiento educacional tengan los mejores aprendizajes, porque hay un convencimiento absoluto que a pesar de cualquier dificultad social, la escuela y lo que se construye en la sala de clases debe ser enfocada a cautelar el aprendizaje de los estudiantes.

Para ello es fundamental el Equipo Docente, el cual debe ser muy profesional y capacitado en estrategias y metodologías que le permitan planificar la cobertura curricular considerando una gran diversidad de variables que cargan los estudiantes a nivel social, pero justamente por la misma razón deben estar preparados para desarrollar en el aula estrategias de aprendizaje que den un abanico de oportunidades a los estudiantes para interrelacionarse y encontrarse con un proceso de enseñanza aprendizaje que en el aula sea capaz de liberar las barreras sociales y considere a los estudiantes en el desarrollo de sus capacidades y habilidades para alcanzar aprendizajes de calidad.

El clima organizacional debe basarse en interrelaciones de mucho profesionalismo, que permita a los integrantes de la organización escolar desarrollarse profesionalmente, a través de espacios en comunidades pedagógicas que intencionen la reflexión permanente de las prácticas de aprendizaje desarrolladas, considerando como fin el aprendizaje de los estudiantes, por lo tanto, un clima agradable, profesional, en donde las personas al servicio del desarrollo de la institución educativa se sientan acogidos y respetados en su condición de personas y profesionales.

El Equipo Directivo debe estar compuesto por profesionales idóneos y competentes para poder acompañar a los docentes y monitorear los procesos de enseñanza aprendizaje, con preparación en gestión, en coaching, pedagogía que les de la visión de implementar equipos de trabajo y con gran capacidad de liderazgo.

 

¿Cómo se aprende a liderar un establecimiento que atiende una población vulnerable?

Para liderar un establecimiento que atiende una población vulnerable se debe tener una clara convicción que el “apellido vulnerable“ es un dato, para considerar y reforzar las variables internas de la organización escolar para apoyar a los estudiantes en todos sus ámbitos, pero que no es un impedimento para creer en las capacidades de los estudiantes y tener como foco una calidad educativa.

Se debe tener un sólido respaldo académico, holístico en el ámbito educativo, es decir, tener mucha preparación en liderazgo, en gestión y administración de recursos financieros y humanos, técnico pedagógico en orientación vocacional y profesional unido a una sólida experiencia de trabajo en el aula. Con estas sólidas herramientas académicas se puede liderar un establecimiento que atiende una población vulnerable, porque te permite leer y comprender lo que sucede en una organización escolar, lo que significa comprender las culturas escolares , leer las necesidades de las comunidades , entender las necesidades de los estudiantes para implementar experiencias de aprendizaje significativas , saber leer las necesidades de los docentes y dar respuestas , ser clara y precisa para provocar cambios , pero que esos cambios vayan de la mano con alternativas reales y realizables por los integrantes de la comunidad educativa , para liderarlos y conducirlos al desarrollo activo y profesional de sus roles; tener una visión de organización y planificación de la organización escolar que abra los espacios para que cada funcionario encuentre respuestas y soluciones al desarrollo de su rol con metas reales y alcanzables , para que vayan comprobando que al tener estas rutas reales , con focos claros y precisos, centrados en el aprendizaje de los estudiantes sí se van obteniendo logros , entonces los docentes comienzan a reencontrarse con su labor, sin sentirse agobiados, comienzan a ver logros de aprendizaje en sus estudiantes, lo que también motiva a los padres y apoderados que están presentes y no se agobian por los padres ausentes.

Además como la organización y planificación de la Organización Escolar es con un foco claro en el aprendizaje de los estudiantes, hay muchas rutinas que debían desarrollarse, pero que no tienen que ver con aprendizajes de calidad y que sólo distraen y agobian a las escuelas, por lo tanto, el replantear la planificación de la organización escolar con un foco claro y preciso en aprendizajes de calidad en los estudiantes, permite abstraerse de estas prácticas lo que ordena la institución motiva a los docentes, re encanta a los estudiantes, lo que se traduce en bajos índices de repitencia y deserción escolar, además de mejorar considerablemente la convivencia escolar.

 

Finalmente felicitamos a la comunidad educativa del Liceo Elvira Sánchez de Garcés que en el período 2016-2017 por primera vez obtiene la Excelencia Académica.