banner

Programa Avanzado en Dirección y Liderazgo Escolar

Noticias

Noticias

Hong Kong: diferentes prácticas de liderazgo, un objetivo.

El liderazgo en contextos educativos tiene una perspectiva global que mantiene en constante desarrollo la búsqueda de estrategias, prácticas y características que contribuyan y conduzcan a mejores desempeños y experiencias de aprendizajes en los estudiantes. En esta lógica, los aportes que los distintos países hacen al campo, evidencian la necesidad de tener una mirada integral del liderazgo desde diversas latitudes. Sabemos del énfasis del liderazgo instruccional en el establecimiento de metas y expectativas; obtener y asignar recursos de forma estratégica; planificar, coordinar y evaluar la enseñanza y el curriculum; promover y participar en el aprendizaje y desarrollo docente; y asegurar un entorno ordenado que otorgue apoyo (Robinson, Lloyd y Rowe, 2008). En efecto, una mirada desde un liderazgo con foco en los aprendizajes parece ser esencial en el contexto educativo chileno, ya que permitiría desarrollar prácticas específicas y dinámicas de influencia que contribuyan a la estabilidad, calidad de la enseñanza y el mejoramiento de los logros de aprendizaje de los estudiantes (Hallinger y Murphy, 1985; Robinson et al., 2008)

Pero qué sucede en el mundo oriental respecto al estudio del liderazgo. En este contexto, sabemos que localidades como Hong Kong son responsables de la mayor cantidad de estudios sobre liderazgo en el este asiático (Hallinger y Bryant, 2013). Por lo que apreciar el estudio liderazgo desde el mundo asiático puede representar una oportunidad para abrir espacios de discusión que permitan contrastar prácticas, condiciones y características globales o locales de liderazgo. En definitiva, pensar el liderazgo como una capacidad de la organización que solo opera en el mundo occidental representaría una visión limitada del contexto académico que opera en otras latitudes. Evidentemente hay sectores geográficos donde el desarrollo de los estudios sobre liderazgo escolar es mayor y supone un reto, conocer qué es lo que sucede en eso lugares. 

Un reciente estudio realizado por Elson Szeto, Yan Ni Cheng y Allan David Walker del Asia Pacific Centre for Leadership and Change busca a través de una investigación empírica de pequeña escala, visibilizar las prácticas en dos escuelas, de Hong Kong. El estudio se focaliza en casos de liderazgo efectivo en contextos de estudiantes en desventaja. Los datos fueron recolectados a través de entrevistas en profundidad con los directores de las escuelas, además de utilizar datos externos para documentar las escuelas. Los objetivos de este estudio buscan: 1) identificar qué constituye un liderazgo efectivo en estas dos escuelas de Hong Kong. 2) explorar la representación del liderazgo dentro de escuelas que atienden niños en desventaja. 3) ver que hace un liderazgo con prácticas efectivas para los directores de esas escuelas.

Dibujo sin titulo 10

Las escuelas del estudio pertenecen a zonas geográficas distintas de Hong Kong y por supuesto tienen características estructurales diferentes. Sin embargo ambas atienden a estudiantes con diversas características y necesidades de aprendizaje. La escuela “A” recibe ayuda del gobierno patrocinado por una organización religiosa, mientras que la escuela “B” también recibe ayuda del gobierno local aunque patrocinio de una organización de caridad.

Los resultados de este estudio da cuenta de elementos interesantes a tener en cuenta. Primero, si bien los directores declaran seguir un camino distinto al de las escuelas de alto desempeño, las prácticas instruccionales que estos desarrollan dan cuenta de elementos comunes presentes en la literatura ya estudiada de liderazgo instruccional. Ambos directores tienen una visión compartida en la escuela sobre la necesidad estimular un ambiente de apoyo y desarrollo de los estudiantes. Por otra parte, si bien una escuela declara potenciar el liderazgo distribuido y otra el instruccional, ambas ponen énfasis en los aprendizajes de los estudiantes como eje fundamental de su programa de desarrollo académico, buscando desarrollar a sus profesores, revisando el currículum con el fin de que los estudiantes puedan aprender de mejor manera y cultivando una cultura propia a las necesidades de la escuela, con una clara visión de conjunto.

Los autores destacan que ambos directores desarrollaron éxito al ser capaces de liderar a sus profesores además de tener la capacidad de responder al cambio en contextos específicos proveyendo un entendimiento del liderazgo que permite capitalizar el éxito a través de nuevas oportunidades. Ambas escuelas pese a estar en una situación de cierre definitivo vieron la posibilidad de:

 

  1. Renovar la visión de la escuela
  2. Construir un equipo de profesores fuerte con un foco en un currículum adaptado a los estudiantes.
  3. Construir una cultura de escuela en un contexto de diversidad
  4. Utilizar la comunidad (padres) para extender el aprendizaje más allá de la escuela.

 

Ambos directores decidieron utilizar un enfoque global de desarrollo de los estudiantes, que si bien representó en efecto estratégias distintas dado el contexto de cada escuela, los objetivos que representaban mejorar los aprendizajes de los estudiantes eran comunes para ambas escuelas. Los autores definen que se utilizó un enfoque “holístico” en el desarrollo de esta nueva cultura escolar enfocada en la mejora, que incorporaba el uso de valores como la ética y la disciplina que son parte fundamental de la cultura hongkonesa y corresponde a la consecución de la excelencia académica y de aprendizajes en el este asiático. (Cheng, 1998).

Los autores señalan que si bien su trabajo no puede proveer de un set universal de características asociadas al liderazgo exitoso, este ayuda a presentar a través de estos dos casos cómo características contextuales locales modelan las prácticas de los líderes educativos. En efecto, este aporte basado en el estudio de caso, representa una mirada del liderazgo desde una postura cultural distinta y con amplio énfasis en sistematizar prácticas, conductas y estrategias que suceden al interior de la escuela y que permiten dar cuenta de un liderazgo centrado en los aprendizajes. Pese a ello, es posible percibir prácticas de liderazgo efectivo comunes con lo que la literatura occidental ha sostenido, dejando claro que en estos casos un cambio de rumbo hacia las metas compartidas supone una mejora en el desempeño tanto de profesores como de estudiantes.

 

Más detalles del estudio en : Pashiardis, P. and Johansson, O. (2016). Successful School Leadership: International Perspectives. Bloomsbury Publishing.

Texto elaborado y editado por Christian Lazcano y Paulo Volante