banner

Programa Avanzado en Dirección y Liderazgo Escolar

Noticias

Noticias

Innovación para la formación y el liderazgo instruccional

Tal como referimos en una edición anterior del Boletín, una de las actividades clave  del Programa de Magister en Dirección y Liderazgo Educacional UC es la revisión de bibliografía internacional actualizada sobre liderazgo, gestión y mejora educativa. A continuación presentamos el trabajo de Marcelo Ochoa y Christian Ramírez, alumnos del primer semestre de este programa, quienes revisaron un estudio sobre los efectos de las actividades de desarrollo profesional en las prácticas de liderazgo instruccional percibidas por los directores.

amiguis

Ciertamente la relación entre liderazgo escolar y logro de los estudiantes ha sido un foco central de la investigación sobre mejora escolar durante las últimas cuatro décadas (Hallinger, Bickman y Davis, 1996), llegando a establecerse que los líderes escolares, esencialmente los directores, tienen el potencial de incrementar el aprendizaje de los estudiantes a través de su influencia en los profesores. Desde los inicios de la investigación en liderazgo instruccional se estableció que los directores más efectivos son aquellos que desarrollan objetivos académicos y realizan seguimiento al progreso de los estudiantes (Edmonds, 1979), proveen materiales necesarios a los profesores, otorgan apoyo profesional para su desarrollo (Brieve, 1972) y observan y evalúan las prácticas de los profesores (Bridges, 1967).

Por otro lado, la literatura confirma la necesidad de que los directores cuenten con oportunidades de desarrollo profesional con el fin de asegurar la mejora de la organización. Sin embargo, han surgido algunas críticas a los formatos “tradicionales” de los programas de formación, por ejemplo por ser muy breves, por no articularse con el contexto real de las organizaciones educativas o por no otorgar suficientes oportunidades para la práctica. Por otro lado, la literatura revela que el trabajo continuo y el desarrollo profesional incorporado al trabajo cotidiano puede contribuir considerablemente a los directores en la mejora de la escuela y la creación de comunidades de aprendizaje profesional. (Calhoun, 2002; Evans, 1999; Mohr Guskey 2003; Hoffman y Johnston, 2005; Peterson, 2002). Por ejemplo, Hoffman y Johnston (2005) señalan que "el desarrollo profesional más significativo es aquel que se produce “peer to peer” (persona a persona) y que está directamente relacionado con el trabajo que los directores hacen". Estas experiencias “contemporáneas”, surgidas como una reacción a los modelos tradicionales de formación incluyen actividades como la mentoría, el aprendizaje individualizado o la formación de redes. Ante este panorama, donde los líderes están desafiados a mejorar continuamente y encontrándose con una gran diversidad de oportunidades de formación, la pregunta es qué tipo de actividad de desarrollo profesional y en qué grado ayudarían a los directores a mejorar sus habilidades de liderazgo instruccional.

En esa línea, el objetivo central del estudio revisado, realizado por Emine Gumus y Mehmet Sukru Bellibas, consistió en investigar el grado al cual el desarrollo profesional predice el liderazgo instruccional de los directores, con el fin de identificar si existe una relación entre la duración de la participación de los directores en actividades de desarrollo profesional y su práctica percibida de liderazgo instruccional, controlando varias características directivas y de la escuela. Los datos empleados en este estudio provienen del Informe de la encuesta TALIS 2013 (Teaching and Learning International Survey, Encuesta Internacional sobre Docencia y Aprendizaje), coordinada por la OECD, la que incluye datos de 6070 escuelas provenientes de 34 países, entre los que se encuentra Chile. El método de análisis empleado en este estudio fue de regresión múltiple, utilizando también la estadística inferencial.

Las conclusiones del estudio demuestran que es posible lograr la mejora de habilidades de liderazgo instruccional de directores utilizando actividades de desarrollo profesional contemporáneo, incluyendo tutorías, creación de redes e investigación, que proporcionan a los participantes experiencias de aprendizaje positivo. No se encontró efecto significativo en actividades “tradicionales” de corta duración, como cursos, conferencias o visitas de observación acotadas, hallazgo que se condice con la investigación previa en el área. Los resultados, junto con el análisis de la literatura, sugieren que este tipo de actividades parece no entregar el soporte necesario para que los líderes cambien sus hábitos, concentrando más tiempo y esfuerzos en los aspectos de la enseñanza y el aprendizaje en sus escuelas.

WhatsApp Image 2017-05-23 at 7.31.41 PM

Esto, sin duda tiene importantes implicancias en el diseño de políticas y para profesionales, ya que se sugiere incorporar actividades “contemporáneas” en los programas de desarrollo profesional, al contrario de actividades como cursos cortos, talleres, conferencias y seminarios, que no provocarían cambios significativos ni mejoras importantes dentro de las escuelas. De acuerdo a los resultados, podría afirmarse que los directores que participan en actividades como mentoría, investigación y que son miembros de redes estarían más dispuestos a desarrollar actividades de tipo instruccional en sus organizaciones. Por otro lado, la literatura sugiere que este tipo de actividades tiene el potencial para empoderar el aprendizaje personal de los directores.

Resultados como este ponen de manifiesto la necesidad de profundizar en el diseño y elaboración de nuevas propuestas de formación, que tengan como núcleo un trabajo contextualizado. En esa línea, el Proyecto Fondecyt Regular nº 1161605, que diseña y valida herramientas para el análisis de decisiones directivas, permite ejercitar esta importante habilidad utilizando como base contextos reales de directores. El modelo planteado permite un trabajo autoinstruccional y colaborativo, donde lo central es aplicar criterios de decisión situados. Los líderes pueden recibir además una retroalimentación inmediata que da cuenta de las distintas dimensiones que intervienen en el proceso y el nivel de desarrollo alcanzado en estas, abriendo paso la reflexión y el cambio de conductas.

Texto editado por Claudia Llorente y Paulo Volante a partir de:

Gumus, E., & Bellibas, M. S. (2016). The effects of professional development activities on principals’ perceived instructional leadership practices: multi-country data analysis using TALIS 2013. Educational Studies, 42(3), 287-301.