banner

Programa Avanzado en Dirección y Liderazgo Escolar

Noticias

Noticias

VII Jornadas de Dirección y Liderazgo Escolar: Conectar, empoderar y focalizar

Bajo el lema “Conectar, empoderar y focalizar: construyendo redes de liderazgo escolar”, se realizaron entre los días 8, 9 y 10 de enero las VII Jornadas en Dirección y Liderazgo Escolar. En esta nueva versión, se pudo profundizar en temas como qué es lo que caracteriza a los buenos líderes escolares, cuáles son sus desafíos tanto a nivel local como global y cómo movilizarlos hacia el cambio y la mejora. Para ello, se discutió en base a la investigación y experiencia profesional sobre la influencia del liderazgo escolar en la mejora de la calidad educativa.

hallin

Como en las pasadas ediciones, las Jornadas fueron una oportunidad para conectar la investigación y evidencia local con referentes internacionales consolidados en el área del liderazgo escolar. Desde Mahidol University, Tailandia, el profesor Philip Hallinger realizó una revisión de la evolución de la investigación en Liderazgo Escolar, desde los orígenes de esta, en el año 1967, hasta la actualidad. En la presentación puso énfasis en los distintos modelos que se han utilizado para caracterizar el concepto: instruccional, transformacional, distribuido, sustentable, entre otros, destacando el cambio paradigmático que representó el comienzo de la investigación en liderazgo instruccional para comprender el rol de los directores y directivos escolares, pasando desde un modelo orientado hacia la administración de los centros educativos hacia un marco centrado en la mejora de la enseñanza de los profesores y el aprendizaje de los estudiantes. En esta lógica, destacó uno de los primeros modelos desarrollados (Hallinger y Murphy, 1985), donde se delimitan tres ámbitos de acción clave en la labor de los directores: la definición de una misión escolar, la gestión de un programa instruccional y el desarrollo de un clima de aprendizaje positivo. El profesor Hallinger también hizo referencia al comienzo de la investigación basada en la medición de los efectos del liderazgo del director, durante los años 90, momento desde el cual se comenzó a afirmar con claridad que el liderazgo escolar sí realizaba una diferencia en el aprendizaje de los estudiantes, aunque indirecta, evidencia complementada por Leithwood, Day, Sammons y Hopkins (2006) quienes situaron la influencia del director en el segundo lugar de los factores intraescuela. Luego, los modelos de liderazgo distribuido, en los años 2000, aportaron con nuevas características como la necesidad de establecer colaboración al interior de las organizaciones o de empoderar profesores a ser ellos mismos líderes. Investigaciones como la de Viviane Robinson, Claire Lloyd y Kenneth Rowe (2008) pusieron énfasis en cuáles focos del liderazgo tuvieron mayor impacto en el aprendizaje, relevando en primar lugar el papel de la participación en el aprendizaje profesional de profesores y otros factores como el establecimiento de metas y expectativas y la planificación, coordinación y evaluación de la enseñanza y el currículum. Finalmente, junto con mostrar los últimos enfoques, que invitan a los líderes escolares a ejercer un liderazgo sustentable en sus comunidades, invitó a directores, directivos y docentes a convertirse en agentes de cambio en sus comunidades.

allan

La necesidad de cambiar fue abordada también por Allan Walker, decano de la Facultad de Educación y Desarrollo Humano en The Hong Kong Institute of Education y Director del Asia Pacific Centre for Leadership and Change. En su conferencia, trató los desafíos para los líderes escolares en un entorno que es cambiante, complejo y en ocasiones ambiguo. En este contexto, los líderes están llamados a renovarse, preparándose y adaptándose: realizó una invitación a convertirse en un líder ágil, es decir, que busca mejorar todo el tiempo, a través de una acción e investigación disciplinada, pero sabiendo que guían a la comunidad educativa a través de procesos de cambio a largo plazo. Un líder ágil realiza sus acciones siempre con foco en el impacto que estas podrían causar; aprende de su propia práctica y utiliza la evidencia para enfocar su trabajo. El profesor Walker, además, comparó el proceso de renovación de los líderes escolares con la muda de piel realizada por las serpientes: es un proceso adaptativo, intencional, contextual y oportuno de acuerdo a las necesidades, pero no exento de dificultades. Todo este proceso responde a un desafío para los líderes escolares: hacer que sus organizaciones se conviertan en un mejor lugar que cuando llegaron a ellas.

Otra de las instancias destacadas durante las Jornadas fue el panel internacional “Liderazgo Escolar: perspectiva global y desafíos locales”: en este, los profesores Philip Hallinger y Allan Walker junto a Paulo Volante, Director Académico de las Jornadas, pudieron exponer la evidencia reciente y desafíos en sus propios contextos, presentación moderada por el profesor Michael Johanek de la Universidad de Pensilvania. El profesor Hallinger rescató su más reciente investigación en Asia, comparando la influencia del liderazgo instruccional en el aprendizaje profesional docente en el contexto de China y Tailandia. Allan Walker exploró las principales tensiones a las que se enfrentan los líderes escolares en contextos multiculturales, como es el caso de Hong Kong. Así, profundizó en distintas preguntas que se plantean los líderes en contextos de alta complejidad, como por ejemplo, cómo asegurar que las distintas voces tienen cabida, que las normas sean respetuosas para las diferentes culturas, o cómo lograr resultados de aprendizaje de calidad al mismo tiempo que se propone un desarrollo equitativo. Finalmente, el profesor Paulo Volante rescató evidencia obtenida en la investigación y formación realizada desde el Programa Avanzado en Dirección y Liderazgo de la UC. Dos ámbitos fueron clave: en primer lugar se destacaron algunos de los aspectos considerados como prioritarios por directores y directivos escolares chilenos al momento de diseñar proyectos de mejora en sus instituciones, destacando aquellos relacionados con el rendimiento académico. En una segunda instancia destacó los resultados obtenidos bajo el proyecto FONDEF ID14I10139, mostrando cómo directores con buenos resultados en la Plataforma Virtual de Assessment Center obtuvieron también buenos resultados sostenidos en el tiempo en sus establecimientos escolares, evaluados por la prueba Simce.

panel

Una de las actividades clave fue el panel de Decanos, realizado el día martes 9. En ella, Lorena Medina, Decana de la Facultad de Educación UC, Oscar Nail, Decano de la Facultad de Educación de la Universidad de Concepción y Marcos Sarasola, Decano de la Facultad de Ciencias Humanas de la Universidad Católica del Uruguay pudieron dar cuenta de los desafíos que enfrenta la formación de líderes escolares y los logros obtenidos en esta área, comentando también algunos de los aspectos centrales de la práctica de los mismos en sus contextos locales.

Otra actividad fue la realización de un bloque paralelo de ponencias y talleres. En las ponencias, se destacó la presentación de iniciativas de experiencia profesional en distintos niveles: escuelas, municipios, redes de colegios y ONGs, tanto a nivel chileno como latinoamericano, dando cuenta de una diversidad de iniciativas en pos de la mejora. La sesión de ponencias de investigación permitió mostrar cuál es el estado actual de los estudios en el área del liderazgo escolar: de esta forma, desde el conocimiento experto, es posible conocer qué es lo que caracteriza a los directores y líderes escolares del país, además de profundizar en nuevas tendencias en la investigación. Los talleres, por su parte, reúnen a académicos y profesionales, quienes transfieren herramientas prácticas a los asistentes de las Jornadas.

De este modo, las actividades realizadas durante las VII Jornadas de Dirección y Liderazgo se alinean con el propósito de conectar contextos locales y globales, empoderar a líderes escolares en su constante labor por la mejora, y focalizar el trabajo cotidiano para maximizar el impacto en el aprendizaje de los estudiantes.