banner

Programa Avanzado en Dirección y Liderazgo Escolar

Noticias

Noticias

Rotación de directores: una aproximación internacional

Uno de los desafíos enfrentados por las escuelas en distintos países es la rotación de sus directivos, especialmente de sus directores. En la literatura, el “cambio de directores” es definido como el cambio un director a otra escuela, a otro distrito o cargo, e incluso la salida del sistema escolar. La rotación de directores es un elemento que preocupa a diversas organizaciones escolares, dado el rol central que estos ejercen y además por la dificultad de mantener procesos de mejora sostenidos en el tiempo. En ese sentido, una alta rotación dificultaría la implementación de planes de acción enfocados en la mejora a mediano y largo plazo.

La preocupación sobre los niveles de rotación han resultado en un creciente cuerpo de investigación en los últimos años, buscando indagar en las causas y consecuencias del fenómeno. Sin embargo, ha habido diferencias conceptuales y metodológicas entre autores, que hacen difícil estudiarlo con claridad. En su investigación, Virgina Snodgrass Rangel, de la Universidad de Houston, se propuso mejorar el entendimiento sobre las formas en que se ha estudiado la rotación de los directivos y los resultados de estas. Para lograrlo, se planteó tres preguntas centrales: ¿Cómo se ha definido y medido la rotación de directores en la literatura? ¿Cuáles son los factores que determinan de la rotación de directores? y ¿Cuáles son las consecuencias de la rotación de directores?. Con estas interrogantes como base, realizó una revisión de la literatura científica sobre el tema.

WhatsApp Image 2018-04-11 at 12.45.43

De acuerdo con los resultados expuestos por la autora, la definición más básica de rotación es que es una situación en que un director no vuelve a su establecimiento de un año al siguiente. Esta no profundiza mayormente en la naturaleza de la partida, dando pie a preguntas como el nivel de satisfacción al momento de la salida, si el abandono fue voluntario o involuntario o cuál fue el destino del director. Todas estas preguntas son importantes porque permiten dar cuenta del fenómeno y abordarlo de manera adecuada. 

Una gran parte de la investigación revisada busca caracterizar el fenómeno de la rotación de directores y los factores que contribuyen a esta. Por ejemplo, se busca conocer qué rol juegan elementos del propio director como el género, la edad, la experiencia, el nivel educativo y su nivel de satisfacción. Fue posible notar que los estudios analizados no tuvieron una respuesta concluyente sobre la influencia que pudiese tener el género del director. En general, se mostró que su influencia con frecuencia dependía de otra variable, como la edad. La edad en sí misma fue un factor poco concluyente. Sin embargo, algunos estudios notaron una relación no lineal: la rotación parecía ser más alta entre directores más jóvenes y más mayores. La experiencia sí mostró relación, aunque en la mayoría de los casos fue débil. Pudo visualizarse que los directores con más experiencia parecían abandonar menos sus trabajos que aquellos con menos años en el cargo. Por otro lado, algunos estudios mostraron que el tipo de experiencia del director también era importante: aquellos con más tiempo ejerciendo labores administrativas tendieron más a dejar el cargo que aquellos con más años ejerciendo la enseñanza. Sí fue posible encontrar relaciones significativas entre la satisfacción de los directores y su decisión de permanecer en una organización educativa: aquellos directores que se sienten entusiastas y que su trabajo vale la pena no solo son menos propensos a abandonar su establecimiento, sino que también a dejar el cargo.

Con respecto a las atribuciones del cargo, se encontró que los directores que se sienten menos autónomos son los más propensos a cambiar de organización. Al profundizar en qué factores necesitaban autonomía, se mencionaron elementos como el reclutamiento y despido de profesores, la creación de presupuestos y la capacidad de realizar adquisiciones para sus escuelas. Las relaciones interpersonales también son un factor de influencia: se reportó que aquellos directores que poseían relaciones positivas con sus supervisores, pares y subordinados estaban más dispuestos a continuar en el puesto. No solo las relaciones con el personal del establecimiento fueron significativas, pues otro estudio reportó que las relaciones negativas con los apoderados y con la comunidad en un sentido amplio fueron mencionados como un factor importante al momento de decidir dejar el establecimiento.

Con respecto a los factores de la escuela, en primer lugar se destaca la influencia del desempeño: la evidencia es consistente al afirmar que los bajos resultados en pruebas estandarizadas se relacionan con una alta rotación de directores. Por otro lado, una investigación mostró que aquellos directores nuevos cuyas escuelas tuvieron progresos en sus resultados fueron menos propensos a dejar el cargo luego de un año. Curiosamente, los resultados de la misma investigación sugieren que el desempeño de la escuela no se relaciona con el abandono del cargo luego de dos años en la misma posición. Con respecto al tamaño de la escuela, la investigación revisada sugiere que a mayor tamaño, menor es la posibilidad de dejar el cargo o el sistema escolar. Características como la condición de escuela urbana o rural no sugirió hallazgos consistentes. Entre los factores de los estudiantes, se ha observado que los directores están más dispuestos a dejar las escuelas con proporciones más grandes de alumnos en situación de vulnerabilidad. También se ha visto que cuando un director deja de trabajar en su primera escuela, la siguiente suele presentar niveles significativamente menores de vulnerabilidad. Con respecto a los profesores, una de las investigaciones encontró que a mayor cantidad de docentes nuevos, mayores probabilidades existirían de que el director deje la organización. Un aspecto sobre el que no existe mayor evidencia es sobre el impacto de la participación de directores en programas de formación: solo una de las investigaciones mostró que la tasa de cambio de organización fue menor entre aquellos líderes que participaron en un programa de entrenamiento específico.

La evidencia indica que la rotación de directores puede tener efectos negativos en el aprendizaje de los estudiantes. Por otra parte, la investigación sugiere que se relaciona con una mayor rotación de profesores. Incluso es más probable que los profesores con mejores resultados –que en general muestran mayores tasas de permanencia en los establecimientos- abandonen el establecimiento ante la llegada de un nuevo director. Por otra parte, hay evidencia que describe efectos negativos sobre el clima y la cultura escolar.

Si bien el entendimiento sobre la rotación de directivos sigue siendo escaso, hay factores que parecen predecir de manera más significativa el cambio o permanencia de los directores en sus establecimientos (desempeño de la escuela, políticas educativas y desarrollo profesional). En ese sentido, es necesario llevar a cabo investigación que caracterice de mejor forma el fenómeno y sus efectos. A nivel latinoamericano y específicamente chileno, es poco lo que se sabe sobre los elementos que caracterizan a la rotación de directivos. Entender estos factores no solo aportaría en la investigación, sino que permitiría implementar medidas que mitiguen la renuncia o cambio de directivos.

Traducido y adaptado por Claudia Llorente y Paulo Volante desde:

Snodgrass Rangel, V. (2018). A review of the literature on principal turnover. Review of Educational Research, 88(1), 87-124